Archivo de la etiqueta: mar

Cabo de Gata. Playas y naturaleza en el mediterráneo.

La ruta se despejó asombrosamente cuando en las señales comenzó a aparecer Cabo de Gata, el parque natural marítimo-terrestre más grande de Andalucía. Estábamos dejando atrás las aglomeraciones y por delante solo se veían sierras. Unas ondulaciones suaves nos mantenían en sube y baja por la carretera, hasta que en un momento apareció el mar por la ventanilla del auto. Se presentó de un azul intenso, con la brisa fresca que lo caracteriza. Desde Almería en dirección norte subimos hasta Las Negras, un pequeño poblado de casas bajas y blancas, con una playa amplia de cantos rodados. Este era el punto de partida para llegar a la cala de San Pedro, un minúsculo recodo del parque al que apenas ha llegado el hombre.

1

El mediodía no daba tregua. La cala de San Pedro quedaba a tres kilómetros caminando por la ladera de la montaña, el camino lleno de polvo y piedras reflectaba el sol. La situación, así planteada nos hacía presagiar una playa desierta, pero no.

3

Llegamos a una cala pequeña de agua transparente y arena blanca y si bien valió el esfuerzo, la pequeña cala estaba superpoblada. Aparentemente la fama del lugar está atrayendo cada vez más y más visitantes pese a las dificultades para llegar y sumado a la falta de servicios, la suciedad se acumula. Nada intolerable, pero hay que decirlo, había un poco de mugre. Lo más importante fue el entorno natural que enmarcaba esta y las otras las playas del parque, entorno que se encuentra en peligro constante si las visitas no son más conscientes en cuanto al cuidado y preservación del espacio.

2

De vuelta nos cruzamos con dos fotógrafos que estaban realizando un fotoreportaje de todas las calas y nos recomendaron la cala del Plomo, San José y la playa de Los Muertos.

La segunda jornada las dedicamos a recomendaciones. Visitamos la cala del Plomo, a la cual se accede caminando 3 minutos.

4

Y por la tarde fuimos a la playa de Los Muertos, un lugar paradisíaco (excepto por una construcción portuaria que se divisa a la izquierda) de agua cristalina donde la playa está constituida por pequeños cantos rodados con lo cual uno no debe sufrir las molestias de la arena.

5

Recomendaciones:

*Es importante tener vehículo propio para moverse por la zona.

*Chequear el viento, en algunas playas es muy peligroso bañarse si hay viento de levante.

*En la mayoría de las playas no hay servicios -baños, duchas, lugar para comprar comida y bebida- por ello es muy útil ir equipado, sin demasiado peso considerando que algunas playas quedan lejos del lugar donde se deja el auto. Dentro de la zona hay muchos asentamientos grandes donde comprar las provisiones para luego recorrer el parque.

*El área del parque es de 460km, con un par de días se puede recorrer cómodamente. Sin embargo aquellos amantes del senderismo encontrarán aquí varias opciones que justifican una estadía más larga.

*información sobre playas, calas, pueblos y lugares de interés:

https://www.cabogataalmeria.com/Cabo-Gata/Playa/playas-Cabo-Gata-Nijar-Parque.html

*Rutas de senderismo:

https://www.parquenatural.com/rutas-cabo-de-gata

Hay transporte público en el parque y también es sencillo hacer dedo, aunque algunas rutas no son muy transitadas.

Aquí tienen un mapa del parque

20495391_10209469295149791_453848333_o

Milo la isla más austral de las cícladas

1

El mar egeo nos meció unas cuantas horas, el agua celeste se interrumpía de a ratos con algunas islas pequeñas. La puerta gigante de la bodega del ferry se abrió ante un terrón de casitas blancas amuchadas alrededor del puerto de Adamas. Un grupo de diez personas esperaba al final de la pasarela con carteles que ofrecían sus hospedajes. Nosotros decidimos según un criterio empático porque los precios no variaban demasiado. En un auto pequeño y un poco destartalado llegamos a la plantación de olivos de Antonia, donde con su marido había contruido algunas cabañas para alquilar.

4

20226650_10209379083934567_1992706128_o

6

3

El viento rige los días en las orillas de Milo y dependiendo de cómo sople son las playas que se pueden visitar. La isla es pequeña y el ritmo tranquilo, las casas blancas se conectan por unas escaleras de filos imprecisos y la mayor parte de las aberturas están pintadas en celeste. En el centro algunos comercios abastecen las necesidades del viaje. Alrededor de la isla las playas de rocas blancas y agua turquesa se suceden despobladas y sin ruido.

5

En un barco de velas visitamos la bahía de kleftiko. Entre las piedras el agua va y viene, al compás de las corrientes recorrimos el laberinto de cuevas hasta que el día se empezó a despedir.

2

20205517_10209379084214574_1531580093_o

20182141_10209379084254575_1639242479_o

Milo se hizo famosa por la Venus de Milo. La escultura que representa a Afrodita ,diosa del amor y la belleza, fue encontrada por un campesino es esta isla volcánica del grupo de las cícladas que aún no ha sido eclipsada, como  algunas de sus vecinas -Santorini y Míkonos-, por el turismo de masas. Allí se llega en Ferry Bluestar o Anek son las compañías princpales, conviene comprar los tickets en cualquier agencia o directamente en las oficinas, pero no es necesaria mucha antelación.

Algunas de las playas para visitar en Milo son:

Sarakinikoas,Papafragas, Pollonia,Paliochori, Papikinou, Tzigrado, Firiplaka, Provatas, Gerontas, Hivadolimni, Emporios, Kleftiko. Hay que chequear el viento antes de organizar la visita. Las visitas a Kleftiko, el imperdible de la isla, se pueden contratar en Adamas, puerto principal de la isla.