Archivo de la etiqueta: Filipinas

Desde el fondo del mar. Pesca indiscriminada en Filipinas

18927089_10209006901710244_918723855_o

Llegamos a la orilla cuando el sol tocaba el horizonte del otro lado del mar. Los barqueros se abalanzaron para vendernos la travesía a un precio descomunal.

-Es el último barco para cruzar, si no, deberán esperar a mañana- decían convencidos de que esa era la mejor estrategia para que aceptemos el sobreprecio.

Decidimos no cruzar, la noche nos atraparía antes de desembarcar en Malapascua: la oscuridad, las mochilas, el mar y sus olas no eran una buena combinación. A la mañana siguiente un intento de barca nos arrimó a la isla, una roca pequeña que se podía descubrir en un puñado de horas.

*

18836360_10208972085719866_1911724078_o

Marielle todavía estaba dentro del mar cuando golpeamos su puerta, nos recibió su amigo y ella llegó más tarde, con los pelos duros de agua salada. Entonces nos contó sus aventuras submarinas, su otra vida en el fondo del mar. Marielle es instructora de buceo, por eso pasa muchas horas de su día sumergida. Allá abajo, dice Marielle, hay muchas especies pero, poco a poco, la vida del otro lado de la superficie cristalina que rodea la isla va mermando por la pesca indiscriminada.

*

18817996_10208972212443034_790516105_o (1)

18838433_10208972194242579_602895443_o

El triángulo de Coral es uno de los ecosistemas marinos más ricos del mundo. Tiburones, tortugas y otras especies en peligro de extinción mueren accidentalmente por los métodos de pesca agresivos que no distinguen entre especies. Esta zona que abarca Filipinas, Indonesia y las Islas Solomon está en una situación de emergencia en lo que se refiere a la conservación de su biodiversidad.

*

– En un municipio colocaron una virgen en el fondo del mar- dice Marielle- el intendente fue muy inteligente, porque acá en Filipinas, la comunidad es muy creyente y la virgen submarina desalienta la pesca con explosivos y con cianuro, que es ilegal, pero el gobierno no tiene forma de controlarla-  hace una pausa, enciende uno de los veinte cigarrillos que fuma durante su día afuera del mar y continúa- el tema de la pesca es muy complicado, porque hay muchas mafias y corrupción involucradas, hace poco una familia de un chico francés que se había instalado en el país con su esposa e hija, apareció muerta y el caso no se esclareció. Lo mataron porque estaba reclamando y organizando a la gente. La verdad, no sé si tiene solución, lamentablemente cada vez hay menos corales, menos peces y más basura.

18818071_10208972115800618_234048389_o

18838471_10208972096640139_1028816963_o

18838408_10208972113480560_88913524_o

Los arrecifes coralinos son el amazonas del fondo del mar. Hoy una tercera parte de ellos está en peligro de extinción como consecuencia de la acción humana.

Anuncios

El Blog

Este blog empezó con nuestro viaje por Nueva Zelanda, en el año 2014. Nació entre las ganas de vomitar nuestras experiencias y el intento de generar información útil para otros viajeros. En el camino fue mutando y adquiriendo personalidad propia, por eso hoy es básicamente un popurrí de nuestros placeres. En él encontraras algunas películas que nos gustan mucho, organizadas por país de producción, algo de música que podrás combinar con la lectura de nuestros textos de viaje y mucho sobre nuestras percepciones alrededor del mundo. Generalmente yo, Josefina escribo y Pablo captura las imágenes, pero intentamos complementarnos y compartir nuestras tareas porque creemos que siempre el trabajo colectivo da mejores frutos.

Desde que comenzamos en Nueva Zelanda recorrimos el país de Sur a Norte, hicimos dedo, alquilamos un auto y viajamos en bus. Después visitamos Samoa, un viaje relámpago de 12 días.

A finales del año nos fuimos  a Japón por tres meses, viajamos mientras trabajábamos para economizar el viaje. Luego volamos a Corea del Sur donde enseñamos inglés a cambio de alojamiento y comida durante un mes y medio. Cansados del frío nos fuimos a Filipinas, visitamos Manila, las terrazas de arroz en el norte, Cebú y Negros. En Indonesia viajamos durante un mes por Bali, Java y Sumatra haciendo couchsurfing principalmente. Nos cruzamos a Camboya y estuvimos allí dos semanas, era nuestra segunda vez en el país, entonces aprovechamos para recorrer algunos rincones que habíamos pasado por alto. Nos pasamos a su vecino Vietnam, el país de los guerreros y aprovechando el visado gratuito de quince días con pasaporte europeo, visitamos el sur. Luego cruzamos a Laos, y al ritmo lento de los lugareños descubrimos su tierra de Sur a Norte. Ya casi sin fondos volvimos a Vietnam, y viajamos por el norte otros quince días.

El tiempo pasó de prisa y todavía nos queda mucho por compartir, poco a poco iremos actualizando el sitio y les traeremos novedades de viajes pasados y futuros. De momento estamos en Edimburgo y pronto volvemos a Argentina.

Los invitamos a hacernos consultas y sugerencias, siempre es bueno saberlos del otro lado y sentirnos acompañados en nuestro vuelo.

12132539_530133357152024_704583913013054931_o

Is it more fun in Philippines?

Después de veinte días en el país, nos quedan más preguntas que respuestas. Pero de algo estamos seguros: Filipinas es un país hermoso. Esta certeza se matiza con una realidad social desigual y de mucha pobreza, un descuido total del medio ambiente y una fuerte corrupción de sus gobernantes. Por otra parte viajar por el país es difícil: su territorio está compuesto por 7000 islas y su red de transporte es muy mala, generalmente existe un solo camino para comunicar ciudades y esto hace que colapsen permanentemente. Por último, si bien, como la mayoría de los países del sudeste asiático, es un destino económico, no lo es tanto como uno planea.

Nuestro recorrido comenzó en Manila, ciudad que se merece un post aparte y no justamente por lo magnífica. Luego viajamos hacia el norte a visitar los arrozales de Baguio, allí optamos por parar en Batad, un pequeño pueblo de montaña que vive del turismo y las plantaciones de arroz. Como la mayoría de los turistas visita a la aldea por el día pernoctando en el lugar uno puede alejarse de la horda de visitantes. Quedarnos allí algunos días nos permitió pasar tiempo con la comunidad, interiorizarnos en el proceso del cultivo del arroz, visitar la escuela y empaparnos de la cultura del lugar.

La segunda parada fue la isla de Cebú. Respetando el objetivo central de nuestro plan, evitar las grandes ciudades, aquí visitamos Malapascua, una pequeña isla del norte. Para llegar allí, pese a que no queda a más de 200km de la ciudad de Cebú, tardamos más de 6 horas combinando, sheepney, bus y bangka.

Malapascua es una isla de no más de 3km de diámetro que se puede recorrer a pie en 2 horas. Aquí se puede disfrutar de un ritmo más relajado y de un ambiente más familiar. Las pequeñas casillas ofrecen comidas típicas y la mayoría de los centros de buceos en la costa invitan a adentrarse en las profundidades del mar. En Malapascua se puede bucear con tiburones o sin asumir tantos riesgos descansar en una de sus blancas playas con aguas cristalinas.

Malapascua

Cerca de Cebú al sur, se puede cruzar a Negros, una isla menos turística con muchas oferta de actividades. Allí visitamos Dumaguete, Isla Apo y Siquijor. Negros lo tiene todo: iglesias, cascadas, cuevas, playas o nadar con tortugas son algunas de las muchas cosas para hacer en la región. Más económica y con menos turistas que el resto de las islas principales, Negros es una gran promesa.

Ahora bien, cómo es la sociedad Filipina? Hablar de los lugares sin mencionar la gente que lo habita, es prácticamente no decir nada. Aquí, la sociedad es alegre y optimista. En un país donde pareciera que peor ya no se puede, la gente sonríe en medio del polvo y la pobreza. Una sociedad resiliente que combina la capacidad de seguir adelante con una actitud especial con respecto a los visitantes, a veces hospitalaria y a veces hostil. Podríamos decir que en Filipinas nos sentimos, no del todo cómodos. Aunque no es justo juzgar el país por los veinte días que estuvimos allí, visitando sólo tres islas. La magnitud de la mixtura y la variedad cultural vinculada a las características peculiares de su territorio hacen imposible comprenderla a primera vista.  Esta es una población donde se siente la herencia hispana, en la religión y en su expresividad, que varía mucho sus maneras a medida que uno se interna en destinos más inhóspitos, donde la gente es más solidaria y servicial. Sin embargo, una joven filipina nos advirtió: ‘Nunca confíen en un filipino’ y algo de eso percibimos sobre todo en aquellos que trabajan vinculados al turismo.

Banaue

La comida, otro elemento que nosotros siempre consideramos a la hora de definir un lugar, nos dejó con ganas de trópico y colores. Los platos más populares, de sabores repetidos, son el Pancit, fideos hechos en caldo de cerdo y los Silog, arroz con huevo y pollo, salchicha o cerdo (No apto para vegetarianos!).

Habría que dejar que la experiencia decante pero los primeros registros no tuvieron mucho de fun in Philippines para nosotros. La sensación que nos deja un país depende mucho de cada viaje en particular, por eso es importante remarcar que esta fue nuestra experiencia y que si bien ella no fue del todo positiva recomendamos igualmente visitar este rincón del planeta. Nuestra conclusión inicial sería que Filipinas es más disfrutable si se visita con tiempo.

Photo exhibition. El comienzo/The beginning

12466373_560389217459771_218906006754263745_o

“La Mirada de Los Otros /Through the Eyes of Others” – is a photographic odyssey by Argentinian travelers Coco Fernandez & Pina Lamenza, who seek to explore human commonalities and reveal how what we share: our love of family & friends, work and moments of loneliness, overshadows our differences. Over the course of a year, they will visit Japan, South Korea, Philippines, Indonesia, Vietnam, Laos, Myanmar and Cambodia, seeking to demonstrate that places are no more than the people who live in them. The first exhibit on January 8-12 2016, at Khaosan Theater Bar, will capture the lights and shadows of life in Japan.