Archivo de la categoría: Italia

Roma – amoR

“Viajar es útil, ejercita la imaginación. Todo lo demás es desilusión y fatiga”.LFC

ColiseoPasábamos por Roma de camino a Egipto…Entonces, por qué no abrir el pasaje unos días y visitarla?

Sí, sí! Qué mejor idea! Visitar Roma al menos unos días, para quedarse con ganas de volver, seguramente, pero llevándonos, al menos, lo mejor del lugar.

Roma, capital del imperio romano, atesora infinidad de bellezas, pequeñas callejuelas, inmensos edificios, museos, fuentes y plazas…

Qué hacer en Roma con poco tiempo y dinero? Lo principal, es decidir que lugares queremos visitar y sacar las entradas con anticipación para evitar las largas filas de espera. Lo que sigue es caminar, caminar mucho. Roma es un museo a cielo abierto y las cosas más hermosas están al alcance de todos, sin ticket de entrada…

Ventanas romanas

Nosotros llegamos a Roma al poco tiempo de la asunción del Papa Francisco, para Semana Santa. Los alojamientos estaban bastante colapsados y manejábamos poco presupuesto. En la búsqueda descubrimos Airbnb y Wimdu que son lugares para dormir en casas compartidas.

Con wimdu tuvimos una experiencia genial. Nos alojamos en el departamento de Alessandro, un jóven como tantos otros, golpeado por la crisis que atraviesa el país, que decidió poner a punto algunas habitaciones de su casa y alquilarlas a turistas. Las ventajas de las casas compartidas son los costos obviamente y que uno, dependiendo de la suerte, puede establecer una contacto más estrecho con la gente del lugar. Obviamente, si se busca un poco más de privacidad la mejor opción es un hotel, los más económicos se ubican en Termini cerca de la estación de trenes y los más bonitos en el barrio de Trastevere.

Trastevere

Llegamos al aeropuerto de Fumicino y desde allí viajamos en colectivo hasta el centro de Roma, las opciones son varias (colectivo,tren y taxi), siendo las más económicas los colectivos que cuestan entre 3-4 euros (chequear aquí). La mejor manera de moverse por la ciudad es caminando, ya que las distancias no son extremadamente grandes, sin embargo, si al final del día estamos lejos del alojamiento, se puede tomar un colectivo, metro o tranvía (sitio web del transporte en la ciudad para planificar).

Roma es una ciudad que tiene la historia escrita en los muros, los años se pueden oler y palpar. Roma es  mágica, llena de vida.

Dice la leyenda que sus inicios se remiten a Rómulo y Remo, hermanos engendrados por el dios Marte, en el vientre de Rea Silvia, su enamorada, quien había sido condenada a ser sacerdotiza por su tío para impedir una descendencia que le disputara el trono. Rómulo y Remo, fueron arrojados al río y amamantados por una loba. Guíados por el vuelo de los pájaros, trazaron los límites de la ciudad sobre el monte palatino al costado del río Tiber (Tevere), pero su empresa no tuvo un final feliz, Rómulo mató a Remo después de que este lo desafiara y se consagró único rey de Roma.

Gaviota romana

La cuantía de monumentos, museos, iglesias y restos arqueológicos, dan cuenta de su larga historia, de sus cambiantes períodos y del próspero desarrollo artístico que acunó.

Cúpulas

Roma fue una de esas ciudades que nos desestabilizó. Siempre pensamos que las culturas más distintas, las más lejanas, tienen un efecto más disruptivo en nosotros. Sin embargo, los dos somos descendientes de italianos, esta era nuestra propia cultura, nuestra propia arquitectura. Roma nos descolocó por lo grandiosa. Intentamos ordenar la visita pero fue prácticamente imposible, por eso, nos dejamos encantar por sus calles, perdiéndonos por ahí, sin saber por dónde andábamos.

12351746_10205288415190405_2035578452_o

Acá les dejamos un mapa para organizar la visita…

Mapa de Roma
Mapa para descargar

Al este del río Tiber podremos visitar de sur a norte, el Coliseo y el Foro Romano sobre el monte Palatino, el Circo Máximo y el Campidoglio. Para reservar la entrada evitando largas colas ver entradas al Coliseo-Foro Romano-Palatino.

Arena de gladiadores y animales exóticos, escenario de fiestas de cientos de días que reunían al pueblo y los altos mandos de la ciudad, el Coliseo, ícono de la Roma imperial, aún de pie y exuberante, nos deja viajar a otros tiempos. Declarado Patrimonio de la Humanidad y una de las Siete Maravillas del Mundo, será un lugar que volveremos a visitar repetidas veces durante nuestra estadía, de día y por la noche.

12356285_10205288607835221_306756198_o

Al Este, caminando hacia Termini encontraremos la Basílica Santa María Maggiore.

12364009_10205288853801370_1040486171_o

Desde el Coliseo y hacia el norte cruzaremos Plaza Venecia y el altar de la Patria. Desde allí caminando hacia  el río podremos visitar Campo de Fiore. Esta plaza que se construyó sobre un campo florido que le dio su nombre,  hoy ofrece un colorido mercado de frutas y verduras.

Campo de fiore

Un poco más y llegamos a Plaza Navona. Esta plaza, que antiguamente supo ser el estadio de Dominiciano, es hoy en día un centro de reunión, con numerosos artistas en sus veredas, bares y espectáculos callejeros. En ella se emplazan tres fuentes muy llamativas: La Fuente de los Cuatro Ríos, en alusión al Ganges, el Rió de La Plata, el Nilo y el Danubio que tiene en el centro un obelisco, La Fuente de Neptuno y La Fuente del Moro.

Plaza Navona

Caminando hacia el este nos cruzaremos con el Panteón de Agripa, uno de los edificios mejor conservado que atesora los restos de varios reyes de Italia.

Y por fin la famosa y aclamada…

La Fontana de Trevi es una de las fuentes más grandes de Roma, fue construida hace más de 300 años con sucesivas restauraciones. En su imagen de puede ver a Neptuno intentando domar los mares. Su imagen es imponente, sin aviso ni preludios aparece de manera abrupta entre las pequeñas callejuelas, y uno se queda atónito, buscando monedas para tirar en su lecho. Las distintas leyendas dicen que arrojar una moneda a la fuente garantiza la vuelta a Roma o un nuevo romance o matrimonio. El hecho es que se recaudan cientos de miles de euros al año en monedas arrojadas allí que se destinan a los más necesitados.

Fontana de trevi

Continuando hacia el norte por la vera del río alcanzaremos la Plaza del Popolo y Villa Borghese.

La Plaza del Popolo, coronada por un obelisco egipcio dedicado a Ramses II, da origen al tridente conformado por tres avenidas: Vía del Corso, vía del Babuino y vía di Ripetta.

Plaza del popolo

Villa Borghese es un respiradero verde en medio de este gran museo al aire libre. Allí se encuentra la galería de arte Borghese, con obras de Rafael, Caravaggio y Da Vinci.

Villa Borghese

La vuelta hacia la Plaza Venecia se puede realizar por la Vía Del Corso. En esta animada avenida encontraremos locales, iglesias y museos. A su vez, también es una forma de organizar el recorrido ya que a derecha e izquierda se encuentran los principales sitios de interés. Los fines de semana suele llenarse de gente y aunque es un espectáculo digno de ver, para un paseo más distendido es conveniente ir entre semana.

Vía del corso

Del otro lado del río está el Vaticano, con sus museos y la Capilla Sixtina. Aquí encontraremos largas filas a la entrada, pero se pueden evitar con un poco de organización como les contamos anteriormente.

El estado de la ciudad del Vaticano es un país soberano dentro de la ciudad de Roma, allí podremos visitar los museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro.

Vaticano

12356287_10205289093047351_326707689_o

Tratevere es el barrio más pintoresco de Roma. Con calles adoquinadas y edificaciones populares medievales, es un lugar muy bonito para pasear con la caída del sol. Cerca se encuentra el Jardín Botánico, así como la colina del Gianícolo que ofrece unas vistas muy lindas de la ciudad.

Las callecitas de Roma

Cerca de este barrio, el mercado de Porta Portese todos los domingos (de 6am a 2pm) ofrece antigüedades, discos, afiches antiguos, ropa usada y prendas de cuero a muy bajo precio.

Para acceder a la mayor parte de los sitios es conveniente adquirir un pase de entradas mútiples Romapass, lo mismo con los sitios dentro del Vaticano ( museos vaticanos sitio oficial).

Nuestro breve paso por Roma fue con un presupuesto ajustadísimo, por ello nos dedicamos a caminar y visitar lugares gratuitos como Villa Borghese, el Gianícolo, las basílicas y los mercados de la ciudad. También hay varios museos gratuitos y los últimos domingos de cada mes se puede entrar a los museos vaticanos y la capilla sixtina sin pagar entrada.

Si viajan holgados de tiempo, al sur del Coliseo están las Termas de Caracalla. A su vez, la ciudad tiene cientos de museos , iglesias y basilicas, monumentos, parques y plazas para visitar, (Haciendo click obtendrán los enlaces con más información). 

 

Paolo Sorrentino, el niño prodigio napolitano

Paolo Sorrentino, soberbio, exquisito. excéntrico, excitante, ingenioso, creativo. Este director napolitano que supo ganarse un lugar en las esferas de Hollywood y Cannes, no por ello dejando de ser fiel a su estilo, logra conquistar al espectador amante del buen cine.

Con un carácter personal y extravagante, Paolo narra los pesares de todos, las cuestiones trascendentales a las que nos enfrentamos cotidianamente: el paso del tiempo, la vejez, el sentido de la vida… la vida misma.

Construyendo retratos de extrema belleza, Paolo conmueve, sensibiliza.

Si quieren deleitar sus sentidos acá le compartimos algunas de sus películas…

Le conseguenze dell’ amore

toni-servillo-le-conseguenze-dellamore

Título original Le conseguenze dell’amore/Año 2004/Duración 100 min./PaísItalia/Director Paolo Sorrentino/Guión Paolo Sorrentino/Música Pasquale Catalano/Fotografía Luca Bigazzi/Reparto Toni Servillo, Olivia Magnani, Adriano Giannini, Antonio Ballerio, Gianna Paola Scaffidi, Nino D’Agata/Productora Medusa Produzione / Fandango / Indigo Film / Indigo Film / Medusa Film/Género Drama | Mafia/Web oficial http://www.medusa.it/leconseguenzedellamore/

Questo deve essere il posto 

this-must-be-the-place-

Título original This Must Be the Place (Questo deve essere il posto)/Año 2011/Duración 118 min./País Italia/Director Paolo Sorrentino/Guión Paolo Sorrentino, Umberto Contarello/Música David Byrne, Will Oldham/Fotografía Luca Bigazzi/Reparto Sean Penn, Eve Hewson, Frances McDormand, Judd Hirsch, Heinz Lieven, Kerry Condon, Olwen Fouere, Simon Delaney, Joyce Van Patten, Liron Levo, Harry Dean Stanton/Productora Coproducción Italia-Francia-Irlanda; Indigo Film / Lucky Red / Medusa Film/Género Drama. Comedia | Road Movie. Música. Holocausto

La grande bellezza

la-gran-belleza

Título original La grande bellezza/Año 2013/Duración 142 min./País Italia/Director Paolo Sorrentino/Guión Paolo Sorrentino, Umberto Contarello/Música Lele Marchitelli/Fotografía Luca Bigazzi/Reparto Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli, Serena Grandi, Galatea Ranzi, Isabella Ferrari, Giulia Di Quilio, Luca Marinelli, Giorgio Pasotti, Massimo Popolizio/Productora Coproducción Italia-Francia; Indigo Film / Medusa Film / Mediaset / Pathé / France 2 Cinéma / Babe Film / Canal+/Género Drama. Comedia | Comedia dramática. Literatura. Vejez/Web oficialhttp://janusfilms.com/thegreatbeauty/

La giovinezza

Youth

Título original Youth – La giovinezza/Año 2015/Duración 118 min./País Italia/Director Paolo Sorrentino/Guión Paolo Sorrentino/Música David Lang/Fotografía Luca Bigazzi/Reparto Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano, Jane Fonda, Tom Lipinski,Poppy Corby-Tuech, Emilia Jones, Mark Kozelek, Rebecca Calder, Anabel Kutay,Ian Keir Attard/Productora Coproducción Italia-Suiza-Francia-Reino Unido; Indigo Film / Medusa Film / C-Films / Bis Films / Pathé / Number 9 Films/Género Drama | Vejez

Mercados. Primera parte.

En un centro de detención cerca del aeropuerto, con el ruido de las turbinas de fondo, Samba, de Senegal, dice: “Enserio? Contame!”

Y Jonás, del Congo, con entusiasmo empieza a relatar su historia de amor: “En España, trabajábamos juntos en los tomates. Una mañana hubo una gran redada, corrí al pueblo para salvarme, corrí como un loco, y de repente una puerta se abre y una mano me agarra…”

Samba: “era ella?”

Jonás: “era ella…”

Por la noche, después de ver Samba (hacé click aquí para verla), la película donde aparece este diálogo, en el cual Samba y Jonás hablaban de sus vidas en Francia como inmigrantes ilegales, me desveló una idea que viene a mí a menudo: cuántas historias hay detrás de cada objeto, de cada persona…cuáles serían las historias detrás de los tomates que esa misma mañana había comprado yo en el mercado.

Excedida de cafés, una cadena de pensamientos se empezó a armar en mi mente y una cierta fijación emergió entorno a mi mañana en el mercado.

Nunca antes me había puesto a pensar en el placer que sentía al visitar los mercados de cada ciudad. La alegría de los colores, el camino pausado de los visitantes buscando los mejores precios y productos, los diferentes modos de acomodar la mercadería para cautivar la atención de los compradores, los olores penetrantes. Intenté repasar los mercados visitados, sus características, sus especificidades.

Cuánta personas reunidas en el mismo espacio y tiempo por un mismo motivo: intercambiar. Cuánta gente esa mañana, mientras preparaba algo caliente para tomar, pensó: hoy hay mercado. Cuántas familias se organizaron la noche anterior para su jornada de trabajo fuerte al día siguiente. Cuántos productos embalándose para ser transportados.

Y allí en el mercado el juego silencioso de los compradores, buscando, comparando. La selección minuciosa, la respiración acompasada del comprador de al lado que intenta cazar primero las mejores piezas. El ritmo de la gente recorriendo los pasillos, sin prisa, sin sobresaltos. Y el sin fin de intríngulis entre feriantes, proveedores, organizadores, municipales…

Mercado Atenas

Cuán lejos quedaba la tierra de la cual habían salido esas frutas y verduras? Qué trabajadores las habían cultivado? Cuáles eran sus historias de amor? Cuantos dueños habían tenido las prendas que se exponían en los puestos? Por cuántos países habían viajado? Dónde iríamos cada uno de nosotros después de nuestra visita al mercado? Cuáles las penas que arrastrábamos?

Ya eran como las 4 y tanto de la mañana y el mundo se me aparecía demasiado inabarcable, esos momentos de la noche dónde a uno le entra la desesperación de la finitud, por suerte después llega el sueño que todo lo barre por lo menos hasta el otro día, cuando la rueda vuelve a girar.

Esa mañana mientras calentaba el agua para tomar algo caliente, decidí comenzar una lista no exhaustiva de los mercados que conocí, sin orden ni sistematizidad, como el aquelarre de los mercados, mis recuerdos desalineados me llevaron a Roma, quizá porque el comercio fue la actividad central en la antigua Roma, quién sabe…

Recorrí con mi mente el interminable mercado de Porta Portese, su ropa usada de un euro, sus antigüedades y sus reliquias, los cuadros y esculturas de mármol, la multitud de inmigrantes buscando abrigo económico. Repasé los colores de las frutas y verduras de Campo di Fiori, entre edificios de otras épocas y fuentes de piedra. Allí mismo, donde hacía ya muchos años tenían lugar las ejecuciones públicas, donde la sangre ha sido derramada, ahora se levantaba un mercadillo donde los romanos llenaban sus neceseres.

Campo de Fiori

Me fui a Buenos Aires, pleno San Telmo, volví a sentir la suavidad de los guantes de cuero viejo y la mezcla de horror y ternura al ver los bebes de plástico sin ropa en las vidrieras, las lámparas de pequeños cristales formando un abanico de colores cuando la luz de la bombilla se chocaba con ellos, los discos clásicos del rock nacional, el olor a tabaco y café, los puestitos de antigüedades de latas que me trasladaban a mi infancia de yo-yo, trompos y perinolas.

San Telmo

Volví a Atenas, entre ruinas y calles zigzagueantes, entre plazas de cemento y músicos a la gorra importados de Europa del Este. Recapitulé las salida con urgencia del mercado de pescados por el olor inaguantable a tripas embebidas en mar. El aroma a ramas de canela que nos sacó del asco. Las aceitunas de todos los verdes, marrones y negros, de todos los tamaños y precios.

Grecia negocio de especias

Las cerezas rojo profundo que se deshacían en nuestras bocas, mientras los vendedores de carne acomodaban sus cortes cual piezas de museo. La vieja de los pistachos. La gente yendo y viniendo.

Grecia mercado

Crucé el globo hasta China, me perdí entre sapos y tortugas que me hicieron entender que mi vida es una entre tantas muy distintas. Las flores de te, de distintos tamaños y colores, su capacidad de transformarse después de entrar en contacto con el agua hirviendo y volverse otras, más grandes, más etéreas. La gente con sus carros eligiendo cuál gallina va a ser la próxima en encontrar su muerte, el ritual de selección. La calle húmeda y el cielo gris. Nosotros volveríamos a nuestro hostel en el barrio viejo y en miles de casas empezaría a hacer burbujas el agua de las ollas para preparar la cena.

China mercado

Mercados China

Recordé el mercado apostado en el frente del Templo Confucio, en Suzhou, todo estaba ubicado en el piso, había pequeños objetos antiguos, monedas, vajilla y una atmósfera enrarecida, tal vez, porque había pocas mujeres en el lugar y los hombres reunidos alrededor de las mercancías los asocié, de manera simplista e infantil, a la mafia china, tal vez, porque este mercado tenía pocos colores, y no había allí mucha gente. Probablemente esta era causa de mis percepciones, el escenario incompatible y la rápida relación que establezco entre mercado, gentío, vida, vibración, acogida, me hacían sentir este lugar como un sitio peligroso y mustio.

Mercado Confucio

Me dí cuenta que todavía me quedaban muchos mercados por rememorar, con una sonrisa en la cara, pensé: la próxima!