Si te digo Japón… Qué te imaginas?

19096223_10209052730495935_1904151028_o

Cuando pensaba en Japón me imaginaba muchas luces, una ciudad a puro neón con edificios interminables en su carrera al cielo. Me imaginaba también pequeñas casas, con pisos de madera y papel de arroz en las ventanas, todo envuelto en un manto verde salpicado de cerezos. Mucho ruido y trajín con descansos de pausa. Lo que no me imaginaba era la conjugación de esos opuestos, cómo amalgamarlos, cómo ponerlos en diálogo. Había visto hace tiempo Perdidos en Tokio (2003) que me había acercado las luces, la ciudad y la sensación de que estar perdido a veces es el mejor camino y tres mediometrajes titulados Tokyo!(2008) que me dieron un poco de perspectiva en relación a la vida de la gente, una idea de las rarezas, las cosas impensadas, cómo la ciudad -ese espacio que construímos para vivir juntos- muchas veces nos transforma y nos aísla, y a partir de eso armé una idea vaga de Japón, la tierra del sol naciente.

19074548_10209052729855919_1506350189_o

19095997_10209052725575812_1365431597_o

Esa construcción tenía poco de realidad y mucho de imaginación y pre-conceptos, entonces llegó un día mi mamá con una guía National Geographic de Japón. Te la regalo por si un día vas, me dijo, y con esa frase sentenció el destino.

En Noviembre de 2015, principalmente porque había una oferta de vuelo, emprendimos un viaje de tres meses por Japón. El viaje fue lento y gasolero: trabajamos en una cadena de hostels a cambio de alojamiento en tres ciudades de la isla principal de Japón -Honshu-, viajamos en bus y caminamos tanto, tanto como nunca hubiese imaginado.

Pero resulta, que afortunadamente, muy pocas cosas son como las imaginamos y la vida nos reserva una sorpresa en cada vuelta de esquina, en cada nuevo capítulo. Por esto, Japón resultó ser, todo lo que imaginada multiplicado por todo lo que no imaginaba: luces, luces y más luces, edificios modernos, pantallas gigantes, ascensores, puentes, trenes bala, galerías de arte moderno, baños termales, grandes shoppings, pisos y más pisos de locales escondidos en recovecos diminutos, parques, templos, festivales, muchos viejos y bicicletas, chicas vestidas como muñeca, elvis, peleadores de sumo, hombres de oficina, geishas, cafés de perros, de gatos, de búhos, comida precocida, comida de plástico en la vidriera de los restaurantes, hordas de gente durmiendo, en el subte, en los parques, en los negocios.

19104836_10209052730415933_742757674_o

19105160_10209052732455984_1327335060_o

Japón es un país insular del Pacífico oriental, tiene paisajes muy variados: grandes ciudades, playas paradisíacas y montañas de picos nevados, es decir, se adapta a todos los gustos. La isla principal -Honshu- alberga las ciudades más conocidas: Tokio, capital del país, es la mayor área metropolitana del mundo con más de treinta millones de habitantes, Kioto fue su capital durante largos períodos y hoy representa el centro histórico-cultural del país, Osaka es una ciudad moderna que se destaca por su actividad artística. Al norte en la isla de Hokkaido los visitantes se concentran en su oferta de deportes de nieve. Al sur hay numerosas islas con paisajes de playa.

19096204_10209052728095875_736950721_o

19095916_10209052727735866_814311862_o

Es verdad que Japón puede ser un destino caro, pero depende mucho del tiempo con que uno cuente. El alojamiento y el transporte suelen ser costosos, ahora bien, si uno cuenta con tiempo hay opciones para economizar el viaje. Helpx y Workaway permiten intercambiar algunas horas de trabajo por alojamiento, Couchsurfing es otra opción que reduce tu gasto en alojamiento a cero y te permite conocer gente, realizar Housesitting -cuidar casas por un período de tiempo- implica también costo cero en alojamiento.  Con respecto al transporte, existe un pase de buses de Willer Express que es muy económico -en relación con el tren-, permite moverse en todo el país y se puede comprar ya estando allí -a diferencia del pase del tren-. La comida puede ser muy cara, pero hay muchos precios y calidades y eso permite reducir el presupuesto, también a partir de las siete de la tarde los supermercados hacen reducciones de hasta el 80% en comida.

Nosotros estuvimos un mes en Tokio y desde allí visitamos Yokohama y Nikko, tres semanas a Kanazawa y desde allí visitamos Shirakawa-go, luego nos movimos a Kioto, donde pasamos otras tres semanas y desde allí visitamos Kobe, Nara y Jigokudani  y por último estuvimos una semana en Osaka. Estos son los Blogs que nos ayudaron en nuestro viaje:

Mochileandoporelmundo en Japón

Japonismo

Cualquier consulta escribinos y te ayudamos con tu viaje por Japón!

Anuncios

4 pensamientos en “Si te digo Japón… Qué te imaginas?”

Comentanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s