Is it more fun in Philippines?

Después de veinte días en el país, nos quedan más preguntas que respuestas. Pero de algo estamos seguros: Filipinas es un país hermoso. Esta certeza se matiza con una realidad social desigual y de mucha pobreza, un descuido total del medio ambiente y una fuerte corrupción de sus gobernantes. Por otra parte viajar por el país es difícil: su territorio está compuesto por 7000 islas y su red de transporte es muy mala, generalmente existe un solo camino para comunicar ciudades y esto hace que colapsen permanentemente. Por último, si bien, como la mayoría de los países del sudeste asiático, es un destino económico, no lo es tanto como uno planea.

Nuestro recorrido comenzó en Manila, ciudad que se merece un post aparte y no justamente por lo magnífica. Luego viajamos hacia el norte a visitar los arrozales de Baguio, allí optamos por parar en Batad, un pequeño pueblo de montaña que vive del turismo y las plantaciones de arroz. Como la mayoría de los turistas visita a la aldea por el día pernoctando en el lugar uno puede alejarse de la horda de visitantes. Quedarnos allí algunos días nos permitió pasar tiempo con la comunidad, interiorizarnos en el proceso del cultivo del arroz, visitar la escuela y empaparnos de la cultura del lugar.

La segunda parada fue la isla de Cebú. Respetando el objetivo central de nuestro plan, evitar las grandes ciudades, aquí visitamos Malapascua, una pequeña isla del norte. Para llegar allí, pese a que no queda a más de 200km de la ciudad de Cebú, tardamos más de 6 horas combinando, sheepney, bus y bangka.

Malapascua es una isla de no más de 3km de diámetro que se puede recorrer a pie en 2 horas. Aquí se puede disfrutar de un ritmo más relajado y de un ambiente más familiar. Las pequeñas casillas ofrecen comidas típicas y la mayoría de los centros de buceos en la costa invitan a adentrarse en las profundidades del mar. En Malapascua se puede bucear con tiburones o sin asumir tantos riesgos descansar en una de sus blancas playas con aguas cristalinas.

Malapascua

Cerca de Cebú al sur, se puede cruzar a Negros, una isla menos turística con muchas oferta de actividades. Allí visitamos Dumaguete, Isla Apo y Siquijor. Negros lo tiene todo: iglesias, cascadas, cuevas, playas o nadar con tortugas son algunas de las muchas cosas para hacer en la región. Más económica y con menos turistas que el resto de las islas principales, Negros es una gran promesa.

Ahora bien, cómo es la sociedad Filipina? Hablar de los lugares sin mencionar la gente que lo habita, es prácticamente no decir nada. Aquí, la sociedad es alegre y optimista. En un país donde pareciera que peor ya no se puede, la gente sonríe en medio del polvo y la pobreza. Una sociedad resiliente que combina la capacidad de seguir adelante con una actitud especial con respecto a los visitantes, a veces hospitalaria y a veces hostil. Podríamos decir que en Filipinas nos sentimos, no del todo cómodos. Aunque no es justo juzgar el país por los veinte días que estuvimos allí, visitando sólo tres islas. La magnitud de la mixtura y la variedad cultural vinculada a las características peculiares de su territorio hacen imposible comprenderla a primera vista.  Esta es una población donde se siente la herencia hispana, en la religión y en su expresividad, que varía mucho sus maneras a medida que uno se interna en destinos más inhóspitos, donde la gente es más solidaria y servicial. Sin embargo, una joven filipina nos advirtió: ‘Nunca confíen en un filipino’ y algo de eso percibimos sobre todo en aquellos que trabajan vinculados al turismo.

Banaue

La comida, otro elemento que nosotros siempre consideramos a la hora de definir un lugar, nos dejó con ganas de trópico y colores. Los platos más populares, de sabores repetidos, son el Pancit, fideos hechos en caldo de cerdo y los Silog, arroz con huevo y pollo, salchicha o cerdo (No apto para vegetarianos!).

Habría que dejar que la experiencia decante pero los primeros registros no tuvieron mucho de fun in Philippines para nosotros. La sensación que nos deja un país depende mucho de cada viaje en particular, por eso es importante remarcar que esta fue nuestra experiencia y que si bien ella no fue del todo positiva recomendamos igualmente visitar este rincón del planeta. Nuestra conclusión inicial sería que Filipinas es más disfrutable si se visita con tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “Is it more fun in Philippines?”

Comentanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s