Shirakawago, patrimonio de la humanidad

las tres casas

Shirakawago, también conocida como el pueblo del río blanco, está ubicada al este de Tokio, al suroeste de Kanazawa y al norte de Nagoya. Este pueblo de montaña fue declarado patrimonio de la humanidad en 1995. Allí encontraremos una atmósfera mágica, sus casa de estilo arquitectónico gassho- zukuri (este nombre hace referencia a la posición de las manos en forma de oración), las plantaciones de arroz en las inmediaciones, el río Shogawa que la atraviesa y a las grandes montañas que la rodean, otorgan a esta aldea un carácter único.

Casa tradicional

Plantacionesel pueblo

Las casas tienen sus techos a dos aguas en un ángulo bien pronunciado  y están cubiertos de una gruesa capa de paja, estas características permiten enfrentar la gran cantidad de nieve que cae en los inviernos evitando su acumulación y aislando el frío. Las mayoría de las casas, muy antiguas, funcionan como museos, bares o restaurantes. Tienen tres o cuatro pisos y unas pequeñas puertas y ventanas de madera. En la antigüedad se criaban gusanos de seda en los altillos.

Cualquier momento del año es propicio para visitar la aldea, si bien el paisaje cambia abruptamente, como ocurre en el resto del país. Mientras que en el verano el follaje se encontrará bien verde, en el otoño predominan los rojos y naranjas. la primavera es el momento en el cual los cerezos florecen y el invierno pintará de blanco el escenario.

Nosotros visitamos el lugar en invierno y nos pareció un espectáculo increíble. Los techos con un poco de nieve en sus bordes, una fina bruma y la nieve cayendo lentamente, eran ingredientes dignos de un paisaje encantado.

árbol de caqui

Llegamos desde Kanazawa en colectivo por la mañana (Hokutetsu es la compañía que utilizamos), en la página están los horarios y las tarifas (el costo del ticket ida y vuelta es 3290 Yen Diciembre/15), es conveniente reservar con anticipación porque generalmente los lugares se agotan en los días previos.

También se puede llegar desde Takayama (Nohi bus) y desde Nagoya (Gifu bus la página está sólo en japonés) en bus. 

La opción del bus es la más económica y la única posible, ya que no se puede acceder a Shirakawago por tren.

Cuando llegamos a la aldea el colectivo nos dejó en la puerta del centro de información turística, allí se puede pedir un mapa (gratuito) para organizar el paseo y también hay baños públicos. Alrededor encontraremos algunos cafés y casas de venta de souvenirs. Por un largo puente colgante cruzamos el río y llegamos al lugar donde se encuentran las casas más antiguas, algunas de hasta 250 años.

El puente

Allí podremos visitar las casas de las familias principales (las entradas cuestan entre 300-400 yenes e incluyen té), el museo de la aldea, un mirador con unas increíbles vistas panorámicas (se puede subir en bus por 200 yenes, pero la caminata no son más de 10 minutos y es muy sencilla) y algunos templos.

el mirador

El día que visitamos la aldea nos levantamos bien temprano y después de una hora y 15 minutos, el bus nos dejó en el centro de información. Al principio del recorrido en el colectivo dormimos pero nos despertamos para disfrutar el último tramo de viaje, cuando las montañas y los bosques inundan el paisaje. Durante nuestro paseo nos dedicamos a caminar, recorrimos el pueblo y los alrededores.

En el centro hay una pequeña plaza y las calles principales tienen negocios para comprar comidas típicas y recuerdos del lugar. En las calles aledañas disfrutaremos de las casas tradicionales con sus huertas en los patios traseros, espantapájaros y herramientas de trabajo.

centro

otras casas

pequeños canalesEl paisaje parece sacado de un cuento de aventuras en el bosque, digno de una expedición. Nosotros caminamos desde la mañana hasta que cayó el sol. En el mapa que entregan en la oficina de información turística están marcados los atractivos principales aunque también es interesante caminar sin rumbo y recorrer las afueras donde hay grandes extensiones de campos sembrados.

Emprendimos la vuelta cuando comenzó a oscurecer. Si bien los alojamientos eran un poco más caros que en otras ciudades (a partir de 4000 Yen Diciembre/15), creemos que vale la pena pasar la noche, para ver el pueblo iluminado y las calles sin los turistas que llegan por el día.

Si uno está viajando a Japón por unos pocos días, tal vez se lo piense dos veces, porque es un destino al que no se puede llegar en tren y para aquellos que compraron el JR Pass es un gasto extra, pero realmente creemos que este destino vale la pena.
montañas

Anuncios

Un pensamiento en “Shirakawago, patrimonio de la humanidad”

Comentanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s