Los días en Takaka…

Fui a Takaka por un presentimiento. Estaba buscando un poco más de tranquilidad, un poco más de verde y cielo. Mi estadía en Wellington me había dado mucho de esto, más amigos y tardes de café, pero todo tiene un ciclo y yo había terminado el mio en esa capital.

12059296_10204964256646644_430472633_o (1)

No sabía nada del lugar, sólo busqué instintivamente opciones de woofing allí. La primer respuesta no fue la que deseaba, ya tenían gente para las fechas que yo buscaba. Sin darme por vencida, revisé otras opciones y una semana antes de viajar reiteré el pedido, con éxito esta vez.

Hacer woofing es una opción muy recomendable, si tus tiempos son flexibles y no querés gastar dinero en alojamiento (y muchas veces comidas). Woofing consiste en intercambiar algunas horas de trabajo, pueden varias entre 2 o 5 dependiendo lo que obtengas a cambio, por alojamiento y en ocasiones también comida. Para hacer woofing lo más sencillo es registrarse en alguna página, yo uso Helpx, armar un usuario y contactar a través de allí a los hosts. Sin embargo, si no tenés dinero para pagar la membresía también podés contactar Backpackers por mail, o ir al lugar que te interesa y consultar si hay familias que ofrecen woofing (esto se puede hacer en los backpackers o en la oficina de turismo). La experiencia en Backpackers es bien distinta que con familias, principalmente por la cantidad de horas de trabajo y por el tipo de relación que se establece con las personas que hospedan… En los Backpackers el vínculo es generalmente más impersonal pero se trabajan menos horas, con las familias uno realmente puede sentir que está compartiendo el modo de vida local, pero es más común que las horas de trabajo estén menos delimitadas y uno termine trabajando varias horas. En fin, hay según los gustos y las necesidades.

12033555_10204964230645994_405896665_n

Los días en Takaka, entonces, fueron haciendo woofing, en un hostel muy chiquito y familiar. Allí había varias personas viviendo permanente como Richard que trabajaba  en un negocio donde hacían excursiones para ir a pescar salmón y después ahumarlo, Rob que estaba haciendo la temporada del prunning de kiwi y el gran grupo de chicos de las islas Solomon y Vanuatu, que venían haciendo la temporada hacía algunos años, con una visa especial que los habitantes de estas islas tienen para trabajar en Nueva Zelanda. Después como todo hostel estaban los de paso, que salían o se preparaban para entrar en algún sendero, pasaban de visita y traían nuevas anécdotas al hogar.

Solomon group

Takaka está en Golden Bay, al noroeste de la isla sur en Nueva Zelanda. Es el punto de partida para muchos que hacen las caminatas por el Parque Abel Tasman, pero también es una ciudad mágica y tranquila, llena de actividades al aire libre y con una comunidad muy cálida que siempre te devuelve una sonrisa de bienvenida cuando te ve pasar. La mayoría de los habitantes son trabajadores en sus propias granjas o artesanos. Hay aquí una cultura muy fuerte de preservación del medio ambiente y un manejo sustentable de la economía.

12025754_10204917537438693_1142591426_o

Muchos dicen que es un rincón hippie en el sur de Nueva Zelanda. Takaka es esto y mucho más. Rodeada de bellezas naturales, esta pequeña ciudad de ritmo alegre y tranquilo, ofrece cobijo a todo aquel que tenga ganas de disfrutar y relajarse.

12011639_10204917568159461_1171294223_o

Además de los paisajes increíbles, Takaka es un cofre de actividades de todo tipo: caminatas colectivas, música en vivo, yoga, muestras artísticas, ferias orgánicas, de productos artesanales, ropa usada, artesanías y quién sabe cuantas más que no llegué a descubrir.

Cerca de la ciudad hay varias playas que se pueden visitar o a pie o en bicicleta. Hacia el este, están Rototai, Phoara y Tata Beach, para el oeste Patons Rock Beach. Más allá obviamente la tierra continúa pero ya se hace necesario un auto. Las playas son amplias y desiertas, algunas con piedras otras con arenas doradas, algunas con aguas verde esmeralda, otras de celestes profundos. Además de las playas se pueden visitar Rawhiti Caves, Te Waikoropupu Springs y un laberinto de piedras gigantes repleto de muñequitos. A su vez este es el punto de partida para visitar el Parque Nacional Abel Tasman o emprender alguno de los senderos de la zona (Heaphy TrackKahurangi National Park).

12037769_10204964291327511_580532829_o

Para llegar a los puntos más distantes, si uno no tiene auto se puede llegar a dedo, es rápido, efectivo, seguro y económico. Me crucé más mujeres que hombres haciendo dedo solas y todas coincidieron en que no era nada peligroso. Sus consejos fueron claros: salir con tiempo, saber el recorrido, no hacer dedo cuando oscurece, no subir al auto si uno no se siente seguro, tomar apunte de la patente y mandársela a algún conocido que esté atento a la espera de nuestro mensaje a la llegada.

Si no tenían auto y con esto se convencieron, pueden visitar Farewell Spit que es una lengua de arena que se mete en el mar, por la que uno puede caminar y cruzar de lado a lado.

12019122_10204917543638848_1862791673_oO también, un poquitito más allá, a unos veinte minutos de camino de ripio está Wharariki Beach, una playa increíble con enormes rocas que forman túneles sobre el mar. Un lugar hermoso para ver el atardecer donde se pueden ver lobos marinos cuando la marea está baja (chequear marea en Wharariki)
12018665_10204917541518795_1753561796_oAquí, en este pequeño pueblo, conocí a Henri y Jhono, dos personas que me convidaron sus ganas de vivir, casi sin querer, tal vez sin darse cuenta. Hacía cinco años y con más de 70 se aventuraron al cambio de ciudad, al desafío de reconstruir un hostel y hacer de eso su medio de vida. Todos los días volvían a empezar, desde las 6:30 am preparaban el desayuno para sus huéspedes, cambiaban las sábanas, ordenaban la morada y por si esto fuera poco, refaccionaban su propia casa, de a poco, despacito…

A media mañana, tomábamos un té en los sillones junto a la ventana y todos los viernes nos reuníamos en una cena a la canasta, donde se intercambiaban recetas, historias y costumbres entre los que estuvieran en el hostel en ese momento. Parecía natural, pero atrás de esta reunión multicultural, estaba ellos dos manipulando los hilos para que todos nos sintiéramos cómodos y en casa.

En pocos días se irían a Australia, a recorrer en camioneta una parte del país. Cuando volví de visita, ya estaban en viaje, supe que también decidieron ir a las Islas Salomón a visitar a la troup.

Cuándo escucho gente preguntar: Y, te parece? A esta altura? Me acuerdo de ellos, de su fortaleza y coraje, y pienso, Sí! mejor ahora, mañana puede ser tarde!

IMG_0488

*Alojamiento en Takaka:

Barefoot Backpackers: en Commercial St, un lugar muy lindo y cálido.

Annies Nirvana: A la vuelta de la estación de servicio.

Kiwiana: Cerca de Barefoot alejándose del centro, cierra en invierno.

*Hacer las compras:

Hay un Fresh Choice en la entrada, frente al I-site y una dietética que vende muchísimos productos orgánicos a dos cuadras del supermercado.

*Dónde comer:

Dangerous Kitchen: Está en el centro, en Commercial St. a dos cuadras del I-site.

The Wholemeal cafe: En la misma cuadra que el anterior, antes era un cine.

*Bares

Roots Bar: Ubicado frente a la estación de servicio, a una cuadra del I-site.

Mussel Inn: Más lejos, como a 10km venden una cerveza artesanal muy rica y siempre tienen los mejores recitales de la zona.

*Dormir Gratis:

Abajo del puente que está antes de llegar a Pupu Springs, al lado del río se puede pasar la noche.

*Cómo llegar:

En combi desde Nelson con golden bay coachlines.

En auto.

A dedo.

Anuncios

Comentanos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s