Amor a la carta. Lecciones de cocina nro. 4

Un buen ejercicio sería preguntarnos cuán dispuestos estamos a ir atrás de nuestros deseos, cuántos riesgos podremos asumir, cuántas barreras lograremos vencer. Después es momento de ver esta película exquisita del amor y la vida.

img-holdinglunchbox_134058926388.jpg (2137×1200)

Ver Amor a la carta (2013)

Título original Dabba (The Lunchbox)/Año2013/Duración104 min./PaísIndia India/DirectorRitesh Batra/Guión Ritesh Batra/Música Max Richter/Fotografía Michael Simmonds/RepartoIrrfan Khan, Nimrat Kaur, Nawazuddin Siddique, Denzil Smith, Bharati Achrekar,Nakul Vaid, Yashvi Puneet Nagar, Lillete Dubey/Productora Cine Mosaic/GéneroRomance. Drama | Drama romántico/Web ficialhttp://www.cinemosaic.net/films/dabba.html

 

Nota sobre Shirakawa-go publicada en revista Almundo Marcopolo

Esta nota la escribimos después de una visita a la aldea de montaña Shirakawa-go, Japón. Es una breve crónica de un día de nieve, el primero. La revista la pueden encontrar en los locales de Almundo agencia de viajes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noam Chomsky es figura en Hollywood o la última de Vigo Mortensen

“Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas” Noam Chomsky
 
Ver Capitán Fantástico (2016) online subtitulada
 

capitan-fantastico-viggo-09092016

Qué sería exactamente cambiar las cosas? Es la pregunta que surge, evidentemente, después de ver la película. Una historia de familia y el intento -desacertado a mi entender-de cambiar las lógicas de este sistema.

Capitán fantástico plantea una doble ilusión. La ilusión positiva: una idea de posibilidad de transformar vínculos y prácticas y a partir de allí construir nuestra libertad. La ilusión negativa: que el cambio puede ser individual y a través del aislamiento. Pero seamos justos, también propone revisar el rol de padres y sus dificultades en el marco de una historia atrapante.

Título original Captain Fantastic/Año2016/Duración118 min./PaísEstados Unidos Estados Unidos/DirectorMatt Ross/Guión Matt Ross/Música Alex Somers/Fotografía Stéphane Fontaine/RepartoViggo Mortensen, George MacKay, Missi Pyle, Kathryn Hahn, Frank Langella,Hannah Horton, Nicholas Hamilton, Steve Zahn, Ann Dowd, Trin Miller, Samantha Isler, Annalise Basso, Shree Crooks, Erin Moriarty, Charlie Shotwell/Productora Electric City Entertainment / ShivHans Pictures/GéneroDrama | Familia. Cine independiente USA

Música escocesa, no sólo hay gaitas en las tierras del norte

De paseo, y no tanto, porque también estuvimos viviendo y trabajando aquí en la ciudad de Edimburgo, capital de Escocia, tuvimos la oportunidad de acercarnos al mundo musical de este país. 

Antes de dejar estas tierras de gaitas, nos dimos el gusto de recorrer el norte del país, el lago Ness y la isla de Skye entre los puntos más conocidos. Entre montañas, lochs (lago en gaélico) y sorprendentes cielos azules, escuchamos los siguientes artistas, que te compartimos aquí para que musicalices tu visita a Escocia:

Broken records –http://www.brokenrecordsband.com/-Banda del 2006, formada en Edimburgo, con tres discos a la actualidad son llamados los Arcade Fire escoceses. Escuchá: A darkness rises up

Chvrches –http://chvrch.es/-Banda formada en 2011, nativos de Glasgow, cuna y escenario de la música en el país. Tuvieron el quinto lugar en Sound of 2013 de la BBC. Escuchá su album debut: The bones of what you believe 

Frightened Rabbit –http://frightenedrabbit.com/-Con cuatro discos esta banda de Selkirk ya tiene más de diez años. Escuchá uno de sus temas más conocidos : Get out

The Pantom Band –http://www.phantomband.co.uk/hello/– Banda asentada en Glasgow formada en 2002. Escuchá: Clapshot

Paolo Nutini –http://www.paolonutini.com/– Jóven solista de Paisley, reconocido como el mejor músico del momento por la BBC y con varios discos de platino. Escuchá a la revelación escocesa del momento: One Day 

Peatbog Faeries. –http://www.peatbogfaeries.com/-Antigua banda de la isla de Skye, aquí podrán apreciar más de la herencia celta. Con dos premios de la BBC a la banda en vivo del año. Escuchalos (live por supuesto): En el Beverley Folk Acoustic Roots Festival

Belle and Sebastian –http://www.belleandsebastian.com/. Grupo de Glasgow formado allá por los noventa con un merecido reconocimiento internacional. Escuchá: I want the world to stop

Franz Ferdinand –http://www.franzferdinand.com/– Banda de Glasgow, su nombre hace referencia al Archiduque de Austria cuyo asesinato desencadenó la primera guerra mundial. Escuchá: Take me out 

The Jesus and Mary Chain-http://thejesusandmarychain.uk.com/– Antiquísima banda de East Kilbride, se formó en 1984 y tras un paréntesis de casi una década en 1999, al día de hoy están tocando con mucho éxito. Este es el video de: Just Like Honey

Owl Jhon –http://owljohn.com/– Aquí algo de lo nuevo, este proyecto de 2014 es iniciativa de unos de los integrantes de Frightened Rabbit. Escuchalo: Los Angeles be kind

King Eider-http://kingeider.co.uk/. Banda de cinco integrantes formada en 2012, asentada en Edimburgo. Escuchalos: Fire

Estos son algunos, no todos, elegimos los que más nos gustaron obviamente. Los invitamos a agrandar la lista entre todos!

Sigur siempre Sigur

¿A que no los conocías? Entonces no te lo pierdas, no te vamos a decir nada más…Y después de escucharlos vas a pensar: como llegué hasta acá sin el placer de sus melodías!!!!

Sigur Ros en la BBC de Londres 

Bfay32H

Lee también nuestra nota publicada en Indiehearts del recital que esta banda dio en Agosto/16 en Edimburgo: http://www.indiehearts.com/shows/takk-gracias-sigur-ros-en-el-edinburgh-international-festival

 

El Blog

Este blog empezó con nuestro viaje por Nueva Zelanda, en el año 2015. Nació entre las ganas de vomitar nuestras experiencias y el intento de generar información útil para otros viajeros. En el camino fue mutando y adquiriendo personalidad propia, por eso hoy es básicamente un popurrí de nuestros placeres. En él encontraras algunas películas que nos gustan mucho, organizadas por autor o por tema, algo de música que podrás combinar con la lectura de nuestros textos de viaje y mucho sobre nuestros percepciones alrededor del mundo. Generalmente yo, Josefina escribo y Pablo captura las imágenes, pero intentamos complementarnos y compartir nuestras tareas porque creemos que siempre el trabajo colectivo da mejores frutos.

Desde que comenzamos en Nueva Zelanda recorrimos el país de Sur a Norte, hicimos dedo, alquilamos un auto y viajamos en bus. Después visitamos Samoa, un viaje relámpago de 12 días.

A finales del año nos fuimos  a Japón por tres meses, viajamos mientras trabajábamos para economizar el viaje. Luego volamos a Corea del Sur donde enseñamos inglés a cambio de alojamiento y comida durante un mes y medio. Cansados del frío nos fuimos a Filipinas, visitamos Manila, las terrazas de arroz en el norte, Cebú y Negros. En Indonesia viajamos durante un mes por Bali, Java y Sumatra haciendo couchsurfing principalmente. Nos cruzamos a Camboya y estuvimos allí dos semanas, era nuestra segunda vez en el país, entonces aprovechamos para recorrer algunos rincones que habíamos pasado por alto. Nos pasamos a su vecino Vietnam, el país de los guerreros y aprovechando el visado gratuito de quince días con pasaporte europeo, visitamos el sur. Luego cruzamos a Laos, y al ritmo lento de los lugareños descubrimos su tierra de Sur a Norte. Ya casi sin fondos volvimos a Vietnam, y viajamos por el norte otros quince días.

El tiempo pasó de prisa y todavía nos queda mucho por compartir, poco a poco iremos actualizando el sitio y les traeremos novedades de viajes pasados y futuros. De momento estamos en Edimburgo y pronto volvemos a Argentina.

Los invitamos a hacernos consultas y sugerencias, siempre es bueno saberlos del otro lado y sentirnos acompañados en nuestro vuelo.

12132539_530133357152024_704583913013054931_o

La historia que no se dice. Un paseo por Laos.

Ahí nomas me entraron unas ganas de llorar, de esas que te duele la garganta y el dolor baja rápido hasta pincharte la boca del estómago. Es que ese tipo ahí, con dos dedos menos, enseñándome a tejer bases de filamentos de bambú para hacer canastas donde poner el arroz cocido, había perdido 10 años de su vida en la guerra y América, como él decía, le había quitado mucho más que dos dedos. Seguramente, pensé, con esa mano había disparado cientos de veces contra la minoría Hmong, también laosianos, que peleaban para el ejército norteamericno, por promesas que nunca llegaron. Tan incomprensible y enmarañada me pareció la vida por un instante y tan inhabitable el mundo que construimos, que quise llorar sin consuelo, pero no lloré.

***

Llegamos con la cabeza alborotada. Todo el viaje por Laos fue un descubrir lo siniestro. Caminamos hacia el norte desde Muang Noi y después doblamos a la derecha. El camino de tierra roja estaba húmedo todavía por la fuerte tormenta del día anterior. En plena temporada de lluvias los ríos crecen y los caminos se anegan, pero todavía para ese entonces, el sol llegaba a deshacer el trabajo del agua de un día para el otro. A los costados unas montañas de recortes prehistóricos. El paisaje era verde como no habíamos visto otro por la zona. El río se oía más fuerte o más lejano, dependiendo del zigzag del sendero, pero siempre nos servía como guía.

2

Nam ou es uno de los ríos mas importantes de Laos, su nombre significa literalmente “río cuenco de arroz” que es básicamente lo que organiza la vida en las inmediaciones, el arroz y sus momentos: la preparación del terreno, la siembra y la cosecha, después secarlo, pelarlo, hervirlo o venderlo. Un círculo sin principio ni fin, repetido por generaciones.

4

En algún punto tuvimos que cruzar el río. Un hombre que salió de entre los árboles de la rivera nos preguntó nuestro destino y luego nos señaló el camino, mientras empezaba a sumergir los pies en la orilla. Después lo vimos alejarse con su arma de fuego colgada en la espalda. Nosotros volvimos a acordonar los borcegos que nos habíamos quitado para atravesar el agua descalzos. 

10

Unos carteles hechos a mano sobre trozos de madera sin forma nos dieron la bienvenida. Avanzamos entre gallinas y chanchos sueltos, hacía varios días me preguntaba cómo distinguían cuales animales eran de cada quien. Presintiendo algo de la respuesta hice la pregunta cuando viajábamos por el sur, una frase poco precisa, por lo menos para mis categorías de lo mío y lo tuyo, me hizo saber que no les interesaba demasiado esa distinción, que los chanchos y las gallinas siempre eran menos que los suficientes y que los mataban según la necesidad.

8

10

9

Después de los animales vimos a los integrantes de la tribu, miraban a través de las ventanas de unas casas siempre abiertas. En un telar de mil formas una joven tejía las polleras que todas las mujeres visten, un viejo afilaba su guadaña y los nenes jugaban desnudos en la calle. El tiempo corre a otro ritmo en algún lugar de la tierra y nosotros amoldamos nuestro paso a él.

6

5

El hombre que sostenía con sus pies un tejido de bambú, nos saludó dos veces. Tenía los anteojos en la punta de la nariz, casi tocándole la sonrisa. Nos sentamos en unas sillas de plástico que miraban hacia afuera, en la aldea no había veredas, las casas y los talleres eran continuaciones de la calle de tierra. El taller de Siwon estaba pegado a su casa. Desde donde estábamos se veía a su mujer hablando por un teléfono en altavoz a través de la ventana.

7

Yo 6-6 dijo y no nos preguntó nada. Me senté a su lado y me explicó el tejido, 1, 2, 3 y de nuevo repetía 1, 2, 3, acomodando las varillas prolijamente, en pocos minutos armó el tejido y me invitó a seguirlo. Intenté imitarlo, pero fue en vano, hay cosas que sólo se aprenden con el tiempo.

Nos mostró el contenido de los bolsones que ocupaban más de la mitad del taller, eran raíces para enviar a Vietnam para hacer harina. Después, me llevó a su casa para enseñarme todas las cosas que se pueden hacer con bambú, y fui descubriendo que todo era del mismo material: los gorros, las tamizadoras de arroz, los cuencos para cocinarlo y guardarlo, las paredes y el techo. La vida era arroz, bamboo y tiempo. Nos volvimos a sentar. Él agarró unos libros de casas construidas bajo tierra en distintos lugares del mundo y mientras nos leía, le preguntamos qué había pasado con los dos dedos que le faltaban, ahí vino la historia. Mientras me tragaba la bronca él se paró por tercera vez para mostrarnos su uniforme, yo me quedé en la silla de plástico pensando en el pasado.

Cuando se declaró la guerra de Vietnam, Laos manifestó su neutralidad, es que ellos sabían que habitaban un terreno estratégico y lo que intentaban era evitar un destino tan ineludible como abominable. Por ser el lugar de paso entre China, Camboya, Tailandia y Vietnam, Laos tuvo y tiene que sufrir demasiado. Como la maldición de un dios endemoniado los laosianos tuvieron que vivir una guerra que no se dijo y como todo lo que no se dice, pareciera que no existió. Entre 1964 y 1973 se llevó adelante una guerra secreta con base en el sur del país. Estados Unidos negoció con las minorías laosianas de las montañas para entrar en el territorio y conseguir soldados para destruir la ruta de Ho-chi-min que alimentaba desde el norte al  Vietcong (Frente Nacional de Liberación de Vietnam) en el sur. Se estableció entonces una base en Long Cheng  (sur de Laos) donde se asentaron agentes de la CIA para capacitar al ejercito Hmong y desde donde se digitaban las operaciones militares. Desde allí partían la mayoría de los aviones para bombardear tanto Vietnam como Laos. Desde allí se enviaban toneladas de heroína hacia Norteamérica, producida con el opio cosechado por los Hmong, comercio liderado por la CIA que servía para financiar la guerra.

1

Laos fue el país más bombardeado en la historia de la humanidad, aunque nunca entró a esa guerra por decisión propia. Se lanzaron 2.1 millones de toneladas de explosivo, un promedio de una bomba cada 8 minutos las 24hs del día por nueve años seguidos y se invirtieron 13 millones de dólares por día en el bombardeo durante el mismo período. La guerra terminó hace más de tres décadas, pero aún hoy siguen muriendo centenares de personas por año por bombas no explotadas, se estima que sólo un tercio explotó cuando fueron tiradas, el remanente yace actualmente en suelo laosiano contaminando el 80% del territorio, tal es así que el número de víctimas por explosiones tardías asciende a 300 por año. Todavía hoy, el Pathet Lao persigue a los Hmong por su participación en la guerra, mejor dicho, por la de sus abuelos, pero ellos tienen que pagar, entonces viven escondidos en la selva, sin comida, con nada, o se refugian en Tailandia, cuando logran cruzar la frontera y allí viven, en un país que intenta expulsarlos, en campamentos de refugiados, sin comida, con nada. Esa gente perdió sus familiares, fueron y son atacados con armas químicas, no tiene casas ni tierra que cultivar y nadie responde por ellos, ni por las bombas, ni por las vidas perdidas, ni por el hambre.

La historia de Laos es una historia de demasiada muerte y atrocidades.

3

Siwon parecía contento por nuestra visita, yo me fui con ganas de quedarme, con una mezcla de amargura y esperanza. Volvimos al camino, de nuevo cruzar el río, los campos de arroz y las nubes de lluvia. El tiempo corre tan lento que parece que no pasa en algún lugar de la tierra.

Documental sobre las bombas no explotadas en Laos

Documental sobre la guerra secreta en Laos

Documental sobre la realidad Hmong hoy

Maps.me: GPS en tu teléfono sin internet

Si te gusta perdete y no tenes un sentido de la orientación muy desarrollado, esta aplicación es para vos. También te puede servir si te subis  un taxi y no queres que te pasee por la ciudad, si tenés que buscar una dirección, si andas con hambre y queres saber que lugares de comida  hay por la zona, si querés calcular alguna distancia, si te perdiste en la montaña, si estas haciendo autostop en un país desconocido y querés chequear como va tu ruta, podríamos seguir, pero resumamos en que es una aplicación muy útil, principalmente porque NO PRECISAS INTERNET. 

Obvio que siempre es lindo perderse, atenerse a la sorpresa de no saber donde se está, descubrir con el instinto, etc., pero justamente como es una aplicación si querés la usas si no apagás el teléfono y lo dejás en el bolsillo, sólo por las dudas. Sin embargo, creeme que en algunos países te va a evitar muchos timos y te va a ahorrar dinero.

Cómo se utiliza? Después de descargarte la aplicación en tu teléfono, lo primero es descargar los mapas que te interesen, abajo a la derecha despliegas y te ofrece la opción descargar mapas, luego seleccionas los que quieras de la lista

Una vez que tienes tus mapas puedes buscar lugares, insertando el nombre en la lupa que está abajo, te abrirá un lugar donde escribir tu sitio con el historial de búsqueda debajo, de manera tal que si ya lo buscaste, lo encuentres más rápido y una vez ingresado el destino te desplegará opciones y seleccionas la que quieres.

Luego te mostrará  la ubicación y puedes con la estrella que esta abajo marcarla como favorito o con la flecha de la derecha saber cómo llegar allí desde donde estés, caminando o en auto.

Luego también puedes calcular la distancia entre dos sitios, usando la opción que está en la parte inferior con el ícono de dos puntos con una flecha entre ellos, te abrirá planificación de ruta entre punto 1 y 2. Allí puedes elegir dos puntos o tu ubicación como punto de inicio, para lo cual DEBES TENER ACTIVADA LA ITINERANCIA, y el lugar donde quieres llegar en el punto dos.

Luego la aplicación te permite buscar alojamiento, restaurantes, ATM, tiendas, estacionamiento, hospital y más por la zona eligiendo la opción categorías luego de haber ingresado a una búsqueda, y también puedes compartir la ruta que marcaste o tus lugares favoritos con la opción de abajo a la izquierda que dice compartir.

También puedes configurar tus opciones de búsqueda, en Km o millas, modo nocturno, idioma, etc, ingresando en ajustes y allí tienes un apartado de ayuda si tienes alguna dificultad.

Aquí te dejamos  un Tutorial de uso para maps.me y el link de descarga, esperamos que te sirva!

Parque tomado, Nara y sus ciervos

A veces, pensás que nada te puede sorprender, que ya lo viste todo, lo terrible y lo maravilloso…pero la vida, se las rebusca y siempre te sorprende, a veces con un simple gesto, otras con ostentosas reliquias, o con alguna novedad que no imaginabas posible. A nosotros nos sorprendió en Nara con un parque público tomado por los ciervos.

Nara es una ciudad japonesa, en la región de Kansai, al Sur de la isla principal, muy cerquita de Kioto. Fue capital del país en el medioevo y alberga muchos de los templos mejores conservados de Japón. Sin embargo, lo más peculiar de esta ciudad es que además de sus 360.000 habitantes, está habitada por alrededor de 1200  ciervos que merodean por las calles libremente. Cuenta la leyenda que uno de los dioses del Santuario Kasuga hizo su aparición en el monte  Mikasa-yama sobre un ciervo blanco y a partir de allí se consideró a estos animales figuras sagradas.

1

Al día de hoy los ciervos son considerados patrimonio natural y se los respeta mucho, pero ya no se somete a nadie a la pena capital como sucedía en la antigüedad con quienes mataban a los ciervos.

8

3

Cuando organizamos la visita a Nara, leímos algo de los ciervos del parque, pero nunca imaginamos que eran tantos. Ese día nos levantamos temprano para que la jornada sea larga, preparamos una vianda (los ahorros de un mochilero en Japón) y partimos. Viajar por Japón es muy sencillo: toda la información está disponible en internet u oficinas de turismo que las hay por todos lados, siempre es clara y confiable y los medios de transporte son numerosos y con variedad de horarios, y brindan un servicio de muy buena calidad.

ciervodenaracocofernandez2

Desde Kioto tomamos el tren a Nara, el clima estaba inestable, era Enero, recién comenzaba del invierno, unas brisas frescas y nubes grises dispersas dibujaban un buen escenario para nuestro paseo por el parque, el suelo tapizado de las hojas naranjas abandonadas por el otoño, daba algo de color al día monocromo. Desde la estación caminamos en dirección al parque, un poco perdidos con nuestro mapa de papel (todavía no habíamos descubierto Maps.me). Nara es pequeño y se puede recorrer fácilmente a pie. Los primeros ciervos nos recibieron en la vereda frente al parque. Si bien había varios turistas, el lugar es lo suficientemente grande como para darle al visitante una acogedora sensación de paz y soledad. Nosotros elegimos utilizar la mañana para caminar sin sentido, y visitar por la tarde algunas atracciones. Almorzamos en el lago Sagi-ike Pond del centro del parque, lejos de los ciervos y su hambre voraz y luego visitamos los templos de la zona.

2

ciervodenaracocofernandez1

ciervodenaracocofernandez4

El parque, lugar preferido de estos animales es grande y acogedor, se puede recorrer todo a pie. Allí mismo están los principales templos y santuarios: el templo Todai-ji, el templo Kofuku-ji, el templo Gangō-ji y el santuario Kasuga,  que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1998.

6

ciervodenaracocofernandez5

5

En algunas zonas del parque hay locales de comida y souvenirs, como para parar al mediodía a almorzar o comprar algún recuerdo. Si viajas con bajo presupuesto y te llevaste tu comida, en distintos puntos encontraras bebederos para recargar tu botella. Los ciervos que te acompañan en todo el paseo también tienen sus puestos de abastecimiento.

ciervodenaracocofernandez6

En los distintos rincones encontraremos vendedores de galletas para ofrecerles a los ciervos, estas croquetas tienen una formulación especial, balanceada para estos animales, todos venden las mismas y al mismo precio. Pero cuidado! algunos son un poco atolondrados y pueden asustarte con sus movimientos bruscos intentando robarte comida.

ciervodenaracocofernandez7

ciervodenaracocofernandez3

7

Aquí te dejamos un mapa para que organices tu recorrido, nosotros hicimos todo en un día completo. Sin embargo, no visitamos algunos templos que quedan alejados del parque. De regreso a la estación visitamos Naramachi, un barrio tradicional japones que te permitirá trasladarte en el tiempo.

nara

Si no tenés el JR Pass estos descuentos te pueden servir para llegar a Nara y recorrer la ciudad:

Hankyu Line, descuento para transporte.

Pase para visitar Kansai area, incluye otros beneficios además del transporte.

 

 

Ijen, el infierno no está lejos

Desde el principio pareció todo muy sencillo, y por eso desconfiamos.

Rahmat el amigo de nuestro contacto de CS (couchsurfing) nos esperaba en su casa. Suponíamos que él también pertenecía a CS y que nos iba a alojar en Banyuwangi, en el extremo este de la isla de Java.

Durante nuestro viaje de Gilimanuk (Bali) a Ketapang (Java) le comenté a Pablo que me parecía raro que Rahmat nos haya aceptado sin siquiera pedirnos el nombre para chequear nuestro perfil.

-Sabés que tuve la misma sensación!- me contestó y ahí nuestras miradas sellaron el presagio de un cuento con final amargo.

Desde Ketapang a Banyuwangi nos tomamos un angkot que nos cobró el doble (el ticket costaba 5000 rupias -1USD=13000IDR Enero/16). Insistimos, regateamos, caminamos desinteresados como diciendo “nos vamos caminando”, pero el doble fue lo mínimo que conseguimos después de unos 30 minutos. El transporte público en Indonesia es algo que podríamos catalogar de inexistente, o al menos, es así si sos turista y pretendes pagar el precio local. Incluso, la gente por la calle y los vendedores a los que consultamos el precio del boleto, nos decían cifras muy distintas. Conclusión: no íbamos a conseguir viajar por el precio local, así que nos rendimos en el doble.

Cuando llegamos a Banyuwangi retomamos el tema del alojamiento que habíamos dejado atrás por escabroso y decidimos mandarle un mensaje a nuestro host para chequear sus intenciones. Necesitábamos internet y allá fuimos. Pero claro, qué ilusos! Ya no estábamos en Bali donde hay wifi hasta en los Warung (puesto callejero de comida local), habíamos llegado a Java. Atrás quedó el olor a incienso, los colores, las ofrendas hinduistas, el wifi y la gente que habla inglés. Los cinco primeros intentos de conversación en Java para conseguir internet y mandarle un mensaje a Rahmat se resolvieron con un gesto negativo hecho con la mano. A las pocas cuadras encontramos un hotel y dadas las circunstancias pensamos en quedarnos allí. Cuando entramos la recepción estaba vacía, llamamos varias veces pero nadie salió. Con disimulo caminamos por el pasillo que llevaba a las habitaciones para chequearlas por nuestra cuenta. Listo, pensamos, nos quedamos acá una noche, hacemos Rawah Ijen y nos vamos.

Después de un rato, apareció una señora y nos dijo un precio que se ajustaba perfectamente a nuestro presupuesto, todo parecía empezar a ponerse sobre ruedas pero cuando preguntamos cómo hacer para subir al monte Ijen la señora nos miró con cara rara y empezó a hablar en indonesio, llamó a otra persona y el joven que se acercó también puso una enorme cara de desconcierto. Entre las respuestas que obtuvimos fuera del hotel y las de dentro empezamos a dudar en poder acceder al monte Ijen esa misma noche y lamentablemente, tiempo es todo lo que echamos de menos en nuestro viaje por Indonesia.

Volvimos a cambiar el plan, Rahmat podía ser sospechoso pero al menos hablaba inglés.

La casa quedaba cerca de la estación, mejor dicho de “una” estación de tren en las afueras de la ciudad, alrededor, había dos o tres casas, dos despensas y dos warung donde comer. Cuando nos bajamos del angkot preguntamos por Rahmat y casualmente todos lo conocían. Nuestras sospechas se iban confirmando a cada paso.

Ni bien llegamos a la casa, lo esperado, nuestro amigo del contacto de CS nos iba a cobrar por la habitación… -Seguro?- le dijimos. Sí, muy seguro estaba Rahmat y con esa seguridad ahí no más, nos quiso alquilar sus motos para subir al monte Ijen. Para condimentar la escena cuando entramos, la habitación era un cubículo sucio con un colchón en el piso y sin ducha, -pero con wifi!- dijo Rahmat ante nuestra cara de desencanto. No es que seamos muy pretenciosos pero encima que nos mintieron… Después de un rato de caras largas optamos por alojarnos en unas habitaciones en el fondo de la casa de sus padres que tenían baño privado.

Nos podríamos haber ido pero el sólo hecho de pensar en lidiar nuevamente con los conductores de angkot nos hizo quedar allí. Desde lejos y con las cartas ya jugadas nos dimos cuenta que tendríamos que haber partido después del infortunio de sabernos engañados, pero… ¡qué fácil sería la vida con el diario del lunes!

Volvamos a Ijen, sabíamos que la subida de 45km era muy empinada y había que hacerlo de noche para ver antes del amanecer los colores azulados de los gases que desprende el azufre, sumado a esto, los últimos días había estado lloviendo.

Sin darnos demasiado respiro, Rahmat volvió a insistir con el alquiler de la moto: -La moto cuesta 75000 rupias- dijo, y un francés agregó desde atrás: -el camino está difícil yo fui ayer y me volví, hoy voy a intentar nuevamente-. Acto seguido, descartamos la moto.

Intentando dejar de lado la bronca por el uso indebido de couchsurfing y porque estábamos varados en el medio de la nada sin opciones económicas para cenar y sin la posibilidad de encontrar más turistas con quienes compartir los gastos de transporte, preguntamos inocentemente cuánto costaba subir en auto más las entradas. Creyendo que cobrarnos la habitación/pocilga había sido el máximo descaro, -alrededor de 800.000 rupias- dijo Rahmat sin mirarnos a los ojos. Whatttt????!!!!! No my friend pensamos por dentro, venimos de Argentina. Entonces pedimos un precio mejor, después de pensarlo un rato, Rahmat nos lanzó su oferta: les dejo gratis las máscaras para bajar al cráter! y ese, fue su precio final.

En el medio de la nada, chantajeados a través de CS, sin opciones para subir al  monte Ijen, decidimos salir a caminar para pensar más tranquilos.

El volcán Kawah Ijen, es un volcán activo al este de Java, cerca de la ciudad de Banyuwangi, es una parte constitutiva de la línea de fuego que representa la zona de mayor actividad geodinámicaa del planeta. En su interior hay una mina de azufre de propiedad privada.

El paisaje es colorido, el amarillo mostaza del azufre contrasta con el turquesa de la laguna que se halla en su interior y el azul francia de los vapores de ácido sulfúrico que se dejan ver por la noche.

La costosa entrada (100000 rupias días de semana, 150000 rupias los fines de semana) es recaudada por el gobierno para mantenimiento del lugar. El lugar es una montaña: todavía estamos intentando entender en qué consiste tal mantenimiento. El ascenso se hace por la noche para ver el fuego azul. El segundo fuego azul del mundo, promocionan los lugareños cuando entablan conversación con los turistas.

En la mina, los trabajadores entran por la noche para extraer pesadas cargas de azufre que venden en la entrada del volcán a unos pocos céntimos de dolar. Los gases de ácido sulfúrico que emite el volcán en un color azulado tienen un grado de toxicidad que atenta contra la vida, el azufre liquido de un amarillo profundo brota hirviendo a la superficie para cristalizarse en contacto con el aire. El paisaje, dicen los que fueron, es impactante, como así ver las condiciones en que trabajan los mineros.

El fotógrafo Olivier Grunewald realizó un trabajo sorprendente en el volcán Kawah Ijen, allí capturó los magníficos colores del paisaje así como las condiciones devastadoras del trabajo en la mina. Aquí compartimos parte de su trabajo.

Fotos de Olivier Grunewald

El fuego azul que no vimos, porque negociar el precio fue imposible y no íbamos a pagar semejante suma por subir una montaña, nos dejó igualmente una enseñanza. Algunos lugares se ponen de moda, la gente acude en masa a la cita, los locales ven la opción de hacer dinero, suben los precios y terminamos asistiendo a la locura de que subir a una montaña cueste alrededor de 40 dólares por persona. A veces el ser humano, mientras escribo esto pienso que esas veces son más de las que me gustaría, se enreda en situaciones que él mismo crea, que son ridículas e inoportunas, sin siquiera cuestionarlas. Y después vienen otros seres humanos y las repiten, y así hasta que en un momento todos creemos que es lo correcto, que fue así siempre y que no se puede cambiar esa realidad. Algo similar sucede con los trabajadores del interior de la mina. Allí asistimos al espectáculo de personas teniendo una vida inhumana para hacer más humana la vida de su familia, alguien enriqueciéndose en la cima de la mina, y todos los turistas de paseo por el cráter, como si esto no fuese una construcción humana, con el aditivo de que aquí se trata de una injusticia y opresión humana devastadora.

El fuego azul nos dio algo de luz y nos dejó un sabor amargo. Los primeros días en Java no serían los mejores, pero todo puede cambiar.

Documentales de Kawah Ijen:

Proceso de extracción de la mina

Datos sobre la producción y condiciones de trabajo

A %d blogueros les gusta esto: